Los Caligaris


Agustín Cuadrado Mate: trompeta
Armando Mansilla: percusión
Diego Pampiglione: batería y coros
Gabriel Garita: bajo
Juan Carlos Taleb: voz, guitarra y coros
Lucas Balceda: trombón
Marcos Ozamis: saxo
Mariano Baigorria: guitarra
Martín Pampiglione: voz, guitarra y coros
Mauricio Ambrosi: percusión y accesorios
Valentín Scagliola: teclados, acordeón y coros

Ex integrantes
Gabriel Onandía: bajo

La historia de la banda, según su propia página web:

La culpa de todo la tuvo el circo por permitir y permanecer regalando risas, magia e ilusiones. Esta travesura comenzó cuando nacimos todos nosotros pero puntualmente nos remontamos de manera imaginaria allá por el no muy lejano 1996 cuando a un tío del circo de Diego se le ocurrió regalarle una batería. Diego (Raúl para los amigos), para no aburrirse con la bata no tuvo mejor idea que invitar se hermano Martín para que lo acompañe con la guitarra. Lamentablemente Martín le hizo caso y juntos convencieron a Gabriel, amigo de la infancia de los hermanitos Pampiglione para que los acompañara.

Sus vecinos de Residencial América tuvieron (y tienen) que soportar ruidos molestos que simulaban ser ensayos de esta novedosa agrupación que todavía no tenía nombre porque “no se pensaba” con fines profesionales sino un simple pasatiempo de jóvenes inexpertos, ingenuos, traviesos, maleducados, vagos, atorrantes, sinvergüenzas, caraduras, pelotu.... En una palabra, o en tres, estaban al pedo y no se les ocurrió mejor idea que molestar a sus vecinas en el horario de la novela.

Hablando de vecinos, podemos citar dos, que además eran amigos, y que no dudaron en incorporarse a la banda. Uno es Armando que toca la percusión y el otro es Sergio que toca... (¿qué toca?). Hay que destacar que el Armi ya antes de entrar a la banda hacía alarde sobre todo con las chicas que tocaba en una banda y el locosergio, al igual que Diego y Martín, proviene de familia circense, sus abuelos laburaban en el circo.
La primer sorpresa se la llevaron cuando reciben la invitación para participar en la tradicional fiesta patronal de la parroquia de su barrio, “María Reina”. La propuesta les llegó como un baldazo de agua fría debido a que no se podían echar atrás, a que no tenían nombre, y a que no sabían tocar. Obviamente aceptaron la idea, buscaron un nombre y se pusieron a ensayar.

Es así como “Los Caligaris” el 24 de agosto de 1997 debutamos artísticamente con una excelente aceptación por parte del público (familiares, amigos, vecinos, mascotas, mosquitos y demás) que nos motivó a seguir adelante.
Gracias a Dios y a Gabi, Fofó y Miliqui, un joven en aquellos tiempos rapado, conocido del circo de los hermanos Pampiglione se sumó a la banda. Mariano, pero más conocido como “Pini” se incorporó al grupo como tecladista pero resultó ser mejor como guitarrista.

Lógicamente la banda iba creciendo en cantidad y en calidad, fue así como apareció proveniente de Residencial América Juan Carlos, quien compartía una amistad con Diego a partir de un curso de inglés que los dos hicieron.
Precisamente la misma noche que cantó por primera vez Juancito, un joven proveniente de la República Federal de Etruria (provincia de Córdoba), el Tío Leo, nos regaló un par de notas con su tromboleta enamorándonos a todos los integrantes de la banda. Claro que Leo Daniel también se enamoró de “Los Caligaris” y nos hicimos como chanchos para que no extrañe a su pueblo.
Cada vez más el grupo se iba degenerando, cada vez más incorporaban nuevos instrumentos, que nos daba la posibilidad de ampliar nuestro repertorio y tocar nuevos géneros musicales, ¿será que “Los Caligaris” son medios degenerados?

Y... siguieron tocando o... eso que hacían (y hacemos) pero se necesitaba acentuar más el perfil y hablando de perfil apareció en esta historia Lucas Matías Gabriel “el Pájaro” Balceda, más conocido como “toco”, este muchacho boys scout en aquellos días sumó a la agrupación su toque y su toco en el trombón tan característico.

La banda iba tomando forma y color y un integrante con esas características apareció. Del mismo barrio, hijo único y sin haber tocado nunca en su vida el saxo Marquitos Luis Ozamis, el Gordo, comenzó a soñar sin tener el instrumento con la promesa de que algún día se lo compraría y se encargaría de las coreografías de la banda.

A “Los Caligaris” todavía nos hacía falta más músicos así fue que decidimos incorporar a uno con todas las letras, Valentín. El tecladista del grupo era compañero de Pini en el conservatorio de Música y en una presentación subió al escenario y fue la primera vez que sonamos a algo parecido a música.
Ya casi con la formación completa disfrutábamos en cada lugar en donde nos presentábamos, esto es boliches y pubs de la ciudad de Córdoba y el interior de la provincia.

Uno de los hitos en la historia Caligari fue la grabación de su segundo Demo (“Demo’ Gracia) que incluía cuatro canciones propias y que tuvo la suerte de sonar en la FM más escuchada de Córdoba con buena repercusión, posibilitando a la banda seguir divirtiéndose y posicionarse en un pequeño y humilde lugar dentro de las bandas de Rock fiestero de Córdoba. Un rock con gustito a peperina, un rock con tonada cordobesa que sumado a sus influencias circenses definen al grupo como una banda bastante particular.
Leo, el trompetista, por razones de laburo debe dejar la orquesta e irse a Mendoza, noticia que nos afectó como grupo a tal punto que “el gordo” perdió el apetito por unas horas. La ausencia sería irremplazable pero los chicos debían suplir su lugar.

Pini, ni lerdo ni perezoso, viendo que las cosas se venían a pique sale en busca de un nuevo trompetista que tuviera similares características que el anterior, lógicamente no lo encontró y nos tuvimos que conformar con Agustín que venía desde Pozo del Molle, un pintoresco pueblo de la provincia de córdoba.

Al tiempo Leo regresó, los trompetistas se hicieron muy buenos amigos y comieron perdices.

Faltaba el último eslabón de esta cadena Y Mauricio, el agujero negro del ritmo llegó para quedarse. Gran percusionista de jazz latin, el muñeco además de ser un gran músico es una gran persona.
Para tratar de explicar un poco más sobre el porque del nombre que se ha elegido, es necesario volver sobre nuestras fuentes, el circo. En el circo de los hermanos Muñoz se contaba una leyenda, se trataba del famoso payaso “Caligari” quien desarrollando su rutina murió en el picadero, sobre el aserrín.

“Los Caligaris” en homenaje a aquel gran payaso defienden y enarbolan la bandera de divertir hasta el final.

Con la difusión del demo aparecieron varias propuestas para la grabación de un disco que salió a la venta en septiembre de 2002, con distribución nacional por el sello discográfico BMG. Su primera presentación oficial fue el 21 de septiembre en la multitudinaria “Fiesta de la Primavera” que se realiza en Villa Carlos Paz, donde compartieron cartel junto a Los Tulipanes, Los Parraleños, Los Auténticos Decadentes.

Al poco tiempo una de las canciones de “Yernos Perfectos”, se convirtió en un auténtico hit radial, comenzó a trepar en los ranking de todas las radios de la capital mediterránea.

“Nadie es perfecto” se convirtió en la canción más difundida de las radios y estuvo número uno en todos los medios., a esta altura todo lo que alguna vez habían soñado se hacía realidad.

Otra satisfacción para “Los Caligaris” fue el interés de una cadena de supermercados en el tema y en el personaje “Cara de pipa” que fue utilizado para una campaña publicitaria, con gran éxito y aceptación por parte de la gente.

“Los Caligaris” seguimos tocando por todos lados, estuvimos en festivales como “Carlos Paz Music”, “Festival de Peñas de Villa Maria”, “Festival de las Colectividades “, en Alta Gracia. Tuvimos y tenemos la posibilidad de visitar provincias vecinas, cosa que nunca nos hubiéramos imaginado allá por 1996, esto es Santa Fé, La pampa, Mendoza, etc. Y sabiendo que la fiebre de “Nadie es perfecto” se propaga cada vez más a lo largo y alo ancho de Argentina., se nos pone a todos la piel de gallina.

Probablemente tengamos mucho más que contar, y eso es lo que esperamos, solamente por ahora queremos seguir divirtiéndonos como lo hacíamos antes con mucha música y circo arriba y abajo del escenario, esperamos que todos los hayan leído esta resumidísima historia se sientan parte de la familia Caligari.


Los Caligaris

Los Caligaris

Los Caligaris




Discografía
Yernos perfectos (2002)
Grasas totales (2004)
Chanchos amigos (2005)
No es lo que parece (2007)
Residencial América (2007)
Transpirando alegría (2009)
Bailarín apocalíptico (2011)

Website oficial:
http://www.loscaligaris.net/

Redes sociales:
http://www.myspace.com/caligariscuarteto

Notas relacionadas
Grasas por la música
"Queremos ser una banda próspera"

Enciclopedia: #  A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z 
Noticias.Rock.com.ar