Las 100 de los 40



La balsa
Los Gatos


Entre fines de 1966 y comienzo de 1967, el grupo de amigos que se reunía para tocar y hablar de música en el pequeño sótano La Cueva de Pueyrrredón al 1700, terminaba la noche en el bar La Perla, ubicado en la esquina de Jujuy y Rivadavia. Allí, también de trasnoche, solían reunirse estudiantes universitarios para estudiar. En una de esas after hours, Tanguito se fue al baño para tocar la guitarra medianamente tranquilo, ya que el bullicio del bar era mucho. Estaba bocetando algo que decía "estoy muy solo y triste acá, en este mundo abandonado", cuando lo encontró Litto Nebbia, quien tomó esas primeras frases y las completó con otras que terminarían formando una canción. Según cuenta Moris, integrante de aquel grupo de náufragos, el aporte de Nebbia en el tema es claramente identificable: mientras que el comienzo es típico de Tanguito, aquello de "tengo que conseguir mucha madera" tiene cadencia de bossa nova y sólo puede haber sido de Nebbia, buen conocedor de la obra de Tom Jobim.

En la segunda mitad del 67, cuando Los Gatos tuvo la oportunidad de grabar un simple, La balsa de Nebbia y Ramsés VII (seudónimo de Tanguito) fue uno de los dos temas elegidos. El otro fue Ayer nomás, escrito por Moris y Pipo Lernoud. Y La balsa se convirtió en el gran éxito del verano siguiente, llegando a vender 350 mil copias. Fue el primer hit del rock nacional. No fue casual: la letra y la música tienen un especial encanto, Nebbia canta con una frescura notable y el aporte del órgano de Ciro Fogliatta en este tema, es tan importante como el de Al Kooper en la versión original de Like a rolling stone de Bob Dylan.

Enciclopedia: #  A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z 
Noticias.Rock.com.ar