El sitio del rock en Argentina | 18 años online

Hasta los huesos

Pude ver tu sonrisa,
Pude ver cuanto disfrutabas viéndolo sufrir.
Sabes bien lo que duele,
Sabes bien lo que hace que los hombres se maten entre sí.
Y no hay nadie que apague el dolor de mi encierro,
Casi nadie querrá meterse en el medio.

A nombre de Dios recibes el vuelto,
Abrázame y sácame hasta los huesos.
Y no hay nadie, y no hay nadie aquí.

Levité y me hice brisa,
Evité que la fobia sacara sus armas dentro de mí.
Percibí la caricia
Y arranqué con un cuatro muy por encima de lo que fui.

Y sigue...

Sigue sin haber nadie que apague el dolor de mi encierro,
Casi, casi nadie querrá meterse en el medio.

A nombre de Dios recibes el vuelto,
Abrázame y sácame hasta los huesos.
Y no hay nadie, y no hay nadie aquí,
Y no hay nadie, y no hay nadie aquí...
No, nunca hay nadie aquí.

Ver más sobre Belladona