El sitio del rock en Argentina | 18 años online

El hijo de Hernández

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Sé bien de dónde vengo y dónde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Usted me confunde y no sé qué pretende,
Ya le expliqué pero se ve que no entiende,
Y esa equivocación es un error grande:
¡Yo no soy el hijo de Hernández!

¡Qué me importa qué diga ese papel,
No tengo nada que ver con él!
Y no voy a mentir aunque me lo demande:
¡Yo no soy el hijo de Hernández!

Usted se piensa que soy cínico;
¡Qué culpa tengo yo de la casuística!
Si mi apellido es idéntico,
Es lógico dice la estadística.

No me siga, ni me pida
Que sea cómplice en su mentira

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Sé bien de dónde vengo y dónde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Mi personalidad no va a cambiar
Porque alguien diga como tengo que actuar.
Pero yo no permito que a mi nadie me mande
¡Yo no soy el hijo de Hernández!

No voy a ser otro porque a usted le conviene,
Ni aunque mi declaración me condene.
Sé quien soy y ande donde ande,
¡Yo no soy el hijo de Hernández!

No entiendo nada de genética,
Pero aún no estoy tan esclerótico
Como para creer que soy la réplica
De mi básico árbol genealógico.

No me siga, ni me pida
Que sea cómplice en su mentira

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Sé bien de dónde vengo y dónde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Se de dónde vengo, se dónde voy,
Por eso se dónde estoy, no me avergüenza lo que soy.
Se cuál es mi lugar y a dónde pertenezco,
Lo que no me corresponde y lo que merezco.

Soy sangre de mi sangre y soy mi costumbre,
Soy mis hábitos y códigos, y mis incertidumbres.
Soy mis decisiones y mis elecciones,
Soy mis acciones, solo y en la muchedumbre.

Soy mis creencias y mis carencias,
Soy mi materia y mi esencia,
Soy mi presencia y mi ausencia,
mi conciencia y mi apariencia.
Soy mi procedencia.

Soy mi herencia y mi experiencia,
Soy mi pasado y mi vigencia.
Y esa vivencia es la referencia
que con otros me une y me diferencia.

Por eso no me pida que mi camino desande.
Seguiré gritando, aunque me desbande
Y que mi voz rebote contra los Andes,
¡Que yo no soy el hijo de Hernández!

¡No, no soy el hijo de Hernández!
¡No, no soy el hijo de Hernández!
¡No, no soy el hijo de Hernández!
¡No, no soy el hijo de Hernández!

Soy quien soy,
No preciso identificación.
Sé bien de dónde vengo y dónde voy.
Porque soy lo que soy, y no quien quieras vos.

Ver más sobre El Cuarteto de Nos