El sitio del rock en Argentina | 18 años online

Mejillas de amapola

Obstinarse con el sueño, vuelve al sueño un tanto hostil. Y aunque el mundo no es gentil, yo no renuncio a mis empeños. Pero, ¿qué hago con el tiempo que dedico en fustigar el cinismo que el rufián vuelca sobre nuestros cuerpos? Hay mejillas de amapola coloreando a un alma rota. Voces, vivas, de algodones, que curan los corazones. Yo me escapo del sufrir, si me quedo en sus vertientes. Y sé rechinar los dientes también para sonreír. Quise dar con las estrellas y subí al más loco tren. En el norte balbuceé: la más linda está en la tierra. Lleva piel de Pachamama, y enamora al servidor que es el más afín del sol: el varón de las montañas.

Ver más sobre Salta la Banca