Noticias


17.06.2003.-

Los estábamos esperando

Fiesta en Salta por la presentación de Divididos, la Aplanadora del Rock.



Desde las 17hs. del viernes 13, en los alrededores del Microestadio Delmi en la capital salteña comenzó a palpitarse la fiesta. Gente de todas las edades, muchos treintañeros con niños en los hombros, concurría a la muy esperada presentación de Divididos y su última placa Vengo del Placard de Otro. Demasiada presencia policial en las calles, y dentro del estadio también, la gente estaba muy tranquila, tomando de algún descartable, pero sin ningún inconveniente, así y todo, la actitud policial no fue la mejor.

La fiesta comenzó a las 21.40 con la presentación de la banda tucumana Karma Sudaca, que toma cada vez más fuerza desde su comentada presentación en la edición 2003 del Brahma Cosquín Rock. A pesar de haberse anunciado la participación de la banda local Perro Ciego, por motivos de organización esto no ocurrió. Luego de los agradecimientos de Karma a la gente, a Divididos y a Perro Ciego, comenzaron los preparativos para la presentación de Mollo, Arnedo y Araujo.

La Aplanadora a pleno subió al escenario a las 22.45, largó fuerte con el primer single de Vengo del Placard de otro, Cajita Musical, y las 1.400 personas que concurrieron al lugar literalmente explotaron. Ricardo Mollo mostró con orgullo una remera con el logo de la banda salteña Los Kuervos, que esperaron por años ese momento. Los Divididos entregaron al público temas de toda su trayectoria, Como un cuento, Que tal (con bengalas incluidas), Sobrio a las piñas, Quién se tomo todo el vino, que nos mostró un enfiestado Mollo moviendo sus manos como la Mona Jiménez. El infaltable Cielito Lindo provocó entre el público el segundo pogo más grande de la noche. La contundencia de Divididos sobre el escenario no deja de sorprender; este trío demuestra que solo necesitan música para entenderse, una prolijidad absoluta. El público respondió, se vieron muchos trapos, entre ellos el del Movimiento Indígena, todo tipo de remeras de la banda y mucha fiesta. La banda ofreció clásicos como el espectacular Ala delta, Paisano de Hurlingham, Voodoo Chile y Tomando mate en la paz. De su última placa, el interesante Vengo del Placard de Otro que salió a la venta en el 2002, temas como Despiértate nena, Miente el after hour, Pepe Lui y Villancico por el horror hicieron estallar la euforia de los presentes.

Aunque en los primeros temas el sonido no fue muy bueno, se superaron todos estos problemas y pudimos disfrutar de un muy buen show, aunque algunos comentaron que esperaban algunos temas más.

Con agradecimientos para todos Mollo, Arnedo y Araujo, se despidieron del público; no faltaron ni los dientes de Mollo contra las cuerdas de la guitarra ni la zapatilla tocando. Nada mejor para un final a todo pogo que un potpurrí de Sumo; y como último plato fuerte, El 38, que todos esperaban.

Lamentablemente los que estuvimos allí y los que no, pudimos revivir lo sucedido en el show de una de las bandas más importantes del país, en ningún canal de TV local, debido a la decisión de la producción. Una lástima.

Como es habitual en Divididos, el buen trato que tienen tanto para el público, como también la buena predisposición que mostraron para con las bandas locales es para destacar. Mollo se despidió bajando del escenario a saludar al público, y el show terminó. De esta forma pasó la Aplanadora por Salta, a puro rock y buena onda como nos tienen acostumbrados. Que se repita.

Un párrafo aparte se merece lo que pasó con Perro Ciego (banda local representante de Salta en el Brahma Rock Tucumán 2.003), que supuestamente iba a telonear el show junto a Karma Sudaca, Y que después de una fuerte campaña publicitaria anunciando su presencia se vio imposibilitada de tocar por razones que todavía no fueron debidamente aclaradas. Una falta de respeto.



Enciclopedia: #  A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z 
Podcast