Noticias


20.09.2005.-

La vida sigue igual

Presentación oficial del primer disco solista de Bahiano, con expectativas más que superadas.



fotos: Gabriela Porzio

Viernes por la noche sobre la ciudad, complicado llegar desde autopista hasta el teatro ND/Ateneo. La Avenida 9 de Julio se hacía angosta por la marcha de estudiantes, empleados y piqueteros que se desconcentraban provocando un caos del tránsito. Superando el embotellamiento, llegamos por fin al destino buscado con una sola premisa: presenciar el primer show, de dos, de Bahiano presentando su trabajo solista "BH+".

A decir verdad, este trabajo ya había sido presentado para la prensa en La Trastienda hace un tiempo atrás, pero la idea era ver hasta dónde el artista se había superado a sí mismo en este nuevo desafío. Cuando las luces del escenario se encendieron, el recinto contaba con su capacidad colmada por un público tranquilamente sentado esperando por el show. Pero Bahiano pronunció sus primeras palabras después de las buenas noches, "... se pueden parar...", y simultáneamente todo el mundo se levantó para no sentarse más y bailar al ritmo de "No mires atrás", el elegido para romper el hielo.

Sorpresivamente, en medio del canto del primer track, Bahiano divisó a Clauda, una espectadora con una prominente panza de casi nueve meses, y al ritmo de la canción le preguntó si era nena o varón, dejando perplejos a más de uno. Esto sirvió de indicio sobre el espectáculo que nos esperaría. Cuando "Así será" sonó, el líder estaba cantando entre la gente, recorriendo el teatro por cada uno de los pasillos y saludando a quien superara el trance y se pudiera acercar.

Ya nuevamente arriba de las tablas, "Tres pajaritos" de Bob Marley se unió a "Runaway" y "Mystic love" de Pericos, para el delirio de todos los presentes y al cierre con "Hueso a Hueso" en compañía de músicos árabes para dar paso a un set acústico que traería algunas sorpresas, entre ellas a la primera invitada de la noche, Hilda Lizarazu, para contribuir con su dulce voz en "Tanto Misterio" y una interesantísima versión de "Complicado y aturdido", totalmente desenchufada.

Todo volvió a ser como antes y "Waiting" abrió paso al bloque mas largo del recital, donde encontraríamos cuerdas y DJ en el rapeado "Tu Luz", salsa con "Pero no vuelvas a decir", fotos con la gente al son de "Todo puedo ser" un cover de Los Rodríguez, "A los ojos", la presencia de Javier Malosetti a cargo del bajo en "Waiting in vain" y "Planes", una tremenda versión de "Sales" y un cierre a toda fiesta de la mano de "La Hiena", "Su galán" y "Casi nunca".

Si faltaba algo, llegaría al final en lo que conocemos como bises: "Woman" irrumpió con dedicatoria explícita a Gabo, su esposa, a la que se fusionaron "Sin cadenas", "Eu vi chegar" y "Home sweet home", para rematar una velada que superó ampliamente las expectativas.

En cuanto a la performance del artista, solo se puede decir que es el frontman ideal para cualquier circunstancia. Se lo vio en muy buena forma, liberado y desperjuiciado, superando los obstáculos que se le podrían haber presentado en el camino y apoyado en el sub-22 que conforman su banda que cada vez suena mejor.

Grandes días le esperan a Bahiano si mantiene el tránsito por este sendero, en el cual la buena música y una excelente calidad interpretativa están sentando sus bases.



Enciclopedia: #  A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z 
Noticias.Rock.com.ar