Share

León Gieco

Hombres de hierro

Larga muchacho tu voz joven
como larga la luz el sol.
Que aunque tenga que estrellarse
contra un paredón
que aunque tenga que estrellarse
se dividirá en dos.

Suelta muchacho tus pensamientos
como anda suelto el viento.
Sos la esperanza y la voz que vendrá
a florecer en la nueva tierra.

Hombres de hierro que no escuchan la voz
hombres de hierro que no escuchan el grito
hombres de hierro que no escuchan el dolor.
Gente que avanza se puede matar
pero los pensamientos quedarán.

Puntas agudas ensucian el cielo
como la sangre en la tierra.
Dile a esos hombres que traten de usar
a cambio de las armas su cabeza.

Hombres de hierro que no escuchan la voz
hombres de hierro que no escuchan el grito
hombres de hierro que no escuchan el dolor.
Gente que avanza se puede matar
pero los pensamientos quedarán.

Hombres de hierro que no escuchan la voz
hombres de hierro que no escuchan el grito
hombres de hierro que no escuchan el dolor.
Gente que avanza se puede matar
pero los pensamientos quedarán.
Pero los pensamientos quedarán.
Pero los pensamientos quedarán.
Pero los pensamientos quedarán.
Pero los pensamientos quedarán.