Share

La Filarmónica Cósmica

Libertad

Libertad en la mente, en todos los presentes.
Libertad en la vigilia como en el inconsciente.
Libertad al tiempo y a la locura,
a la imperfección y a la inocencia pura.
Sean bienvenidos los impredecibles,
los ridículos y los sensibles.
Libertad al cuerpo, a la sexualidad,
a todo lo que sientas como tu verdad.
Libertad en la tierra y en el mono-ambiente,
de los riachuelos a la gran vertiente.
Libertad a las putas, libertad a tu esposa.
Libertad a la razón y a decir cualquier cosa.

Ya la ves entrar a nadar en el mar,
somos todos parte, misterioso lugar.
Vamos, vamos cantemos! Para librar la pena.
No te pongas cadenas, no la quieras agarrar.
Hay mucho por hacer en nuestro hogar,
aquí veré crecer mi libertad.

Ella no tiene dueño, no tiene edad.
Ella es un amanecer muy lejos de la ciudad.
Ella siempre te espera detrás de la puerta
pero no se negocia es una mano abierta.
Compartiendo todo, alzando la mirada.
Habitando sitios donde es ignorada.
Los que la han besado no temen a nada.
Ella está cuidando todo lo que amas.
Mas nunca se alcanza un sueño tan lejano.
Ella es tan real como tus propias manos,
o como el amor que tanto te ha cambiado…
Cuando fuiste niño o ¿Lo has olvidado?

Una tormenta, un rayo de luz.
Abrió mi corazón, abrió la puerta.
No tengas miedo, no cargo una cruz.
Sembrando libertad, en nuestra senda.