Share

La Filarmónica Cósmica

Bocas de piedad

Vestidos de estrellas blancas sobre las alas del mar
ya por sus frentes caía la misma señal

desconcertante momento de fresca respiración
y en la inmensidad sin dioses su pezón se abrió

y el odio que caía de la cabeza de él
alguien que vió de repente su misma estupidez

y sin besarlo en los labios le confesó aquel rumor
-eran manos de una diosa las que el mordió-

y ella pensaba en buscarlo esa noche sin luna y sin ver nada más
y el calor que traía a sus pies era un manto de la oscuridad

sombras que el universo te da para extender su mirada esta noche
baba que hierve en la punta de un jet

y en mi cuaderno quedó escrita esta canción
que se perdió con vos

a quien vi correr después?
alguien que subió...
se perdió por la escalera
entre gotas de sudor.