Share

Hugo Bistolfi

Cascada II

Riegas las rocas en soledad,
abres caminos, vida le das.
De las entrañas del cerro vas,
hacia el sendero llevando paz.

Da de tu aliento, da de beber,
besa sus labios, calma su sed.
Toda tu magia entregarás
al peregrino que subirá.

Dame tu estima, dame tu fe,
bella cascada protégeme.
Y que mi intento pueda lograr
tocar la cima, soñar y andar.

Agua, agua, en cascada vas.
Por el cerro viajar ayudando a llegar.
Agua, agua, en cascada vas.
Por el cerro viajar ayudando a llegar.

Llevas la paz, llevas la fe,
llevas el agua que he de beber.
Y tu pureza entregarás
al peregrino que subirá.