Share

Nahuel Briones

Discípulo

Nadie te va a juzgar.
Nadie va a partirte la boca.
Nadie va a cortar tus frenos.
Nadie te va a hablar mal de tu mamá.

Nadie va a mostrar tus fotos.
Nadie va a besar a tu chica.
Nadie te va a hacer sangrar
ni te va a poner un sapo en el pan.

Nadie va a morir en tus brazos
(al menos hoy).

Nadie te va a amar.
Nadie va a intentar castigarte.
Nadie va a dejarte atrás.
Nadie va a olvidarse de odiarte.

Nadie va a llorarte.
Nadie va a salvarte la vida.
Todo va a ser como siempre,
tan aterradoramente normal.

Nadie va a morir en tus brazos
(al menos hoy).