Share

Nahuel Briones

Perseguido

Vienen por mí, ¿no los ves?
Vienen por mí y no tienen ganas de hablar.
Vienen por mí, ¿no los ves?
Vienen por mí y no tienen ganas de hablar.

No puedo pensar
y con mis novelas pesando en mi espalda
no veo la salida
y mi cabeza estalla.
Y mi cabeza estalla…

Y hoy ya no quiero salir
si los que amaba no están más,
yo sólo quiero volver y ver y estar
debajo del agua.
Debajo del agua.
Debajo del agua…

Vienen por mí…
Si los que amaba no están…
Si los que amaba no están más…