Share

Nahuel Briones

El abrazo eléctrico

Es un gran momento
el de perder la competencia,
duele y desarrolla
instinto de supervivencia.
Logro ser inútil
como un libro de autoayuda
siempre esperando
que alguien venga y me sacuda.

Hablamos en plural
hasta singularizarnos,
nada hacemos solos
ni siquiera masturbarnos.
Nadie está más lejos
de desearme que yo mismo.
Mientras me querés
me siento un poquito más lindo.

Tu deseo expone
mi pudor y mis fracasos,
mi único refugio
es que sea tuyo ese abrazo.
El abrazo eléctrico
que siempre me patea
porque me da celos
no ser libre y que vos lo seas.

¡Bienvenido el amor!
¡Bienvenido el amor!