Share

Turf

El centro musical

Mi cuerpo estaba frío
y la mente me ardia,
tenía los brazos transparentes,
la cabeza torcida.

Solo quería,
que Dios me bendiga
y que reine la paz en mi día.

Llamé a mis amigos y de nada servía,
estaban todos colocados
en misma sintonía,
ojos perdidos nadie los mira,
por favor indíquenme la salida.

Rápido, rápido, rápido,
vértigo, vértigo, vértigo.

Furioso algún vecino
llamó a la policía,
y como si esto fuera poco
estaba Charly García.

Solo quería,
que Dios me bendiga
y que reine la paz en mi día.

Rápido, rápido, rápido,
vértigo, vértigo, vértigo.

El centro musical
entra en tu mente
y el ritmo demencial,
entra y me...