Share

Turf

Vade retro

Vade retro,
vade retro Satanás,
no te acerques a mi hogar,

mi dulce hogar.
No me asusto
porque tengo una misión,
hacer música
que alimente la ilusión.

Cuando el cine
se vuelve de verdad
y te toca una escena de terror
en la calle se roban tu lugar,
los idiotas de siempre.

Vade retro,
vade retro Satanás,
no te acerques a mi hogar,

mi dulce hogar.
Soy ateo,
pero creo en la verdad,
no me busques,
porque no me vas a encontrar.

Cuando el cielo
está en un lago total
la tormenta
amenaza con largar,
cada vez que llega la inundación
no me ahogo si pienso:

Que los amigos que el destino me presentó,
van a estar para siempre.
Que las mujeres que nos dieron historias de amor,
van a estar para siempre.
Que los acordes de la próxima canción,
van a estar para siempre,
en mi corazón.