Share

Media octava

Vamos

Vamos a agitar las cacerolas
por qué no puedo ver las olas.
Vamos a matar al presidente
que eligió la gente.
Vamos a derribar los edificios
por qué no me puedo broncear.
Vamos a rezar con insistencia
para ignorar la mente.

Ho la humanidad, siento que viene y va,
parece irrealidad matar por negociar.
Sigue un villete de cien
esperando crecer, morir y envejecer.