Share

La Furia de Petruza

Nunca nada normal

Te burlaste del deber,
y odas al placer.
Motu Propio para andar
antes que dormir,
pero sin envejecer de más.
Y quién dijo…
Y quién dice lo que está mal.
Y quién dijo…
Y quién dice lo que es verdad,
no te puedo escuchar.
“No ves que puedo pasarme una vida en este bar”
me dijo, y se fue colgado de una mona
que después será su mamá.
El Emergente luce,
y él luce detrás.
Cultura por el suelo,
y él feliz de andar
buceando en la ciudad.
Más historias que en los libros
y en las hojas andarás…
“Tanta libertad abruma” te dijeron,
y encendieron su inseguridad
de qué hacer con las horas,
cuando el rey no está.
Tu antena baila sola,
y sabe llenar huecos en la ciudad.
“Algo va a pasar”
me dijiste una vez.
y no me preocupé más,
Dios nos empezó a mover.
Las luces no te empañan,
las luces te acompañan.
Las luces no te empañan,
tus luces te acompañan.