Share

Victoria en el mar

Regalo

No me llamás nunca ni me ves seguido
Y sin embargo, siempre estás ahí
Yo viajo muy lejos soñando,
Pero puedo sentirte conmigo.

Parece que tenés un aparatito
que te avisa, cuando no estoy feliz
Fuiste Sol, en el invierno
y sólo vos podés hacerlo, porque

Nadie me quiere como vos a mí
Nadie más sabe lo que no voy a decir,
No sé por qué pero de verdad es así
Nadie me quiere como vos.

Tal vez tu nombre sea aquello
que de todos los demás desterrás
Llenas el tiempo de vida y Sol
Aunque tu mente esté en soledad

Es que no te fijas cuanto es que te queda
Solo cuanto más podés dar.
Y decime ¿Cómo te devuelvo tanto?
¡Pruebo así!