Share

No salgas con robots

Anaclana

Del interior de un bosque,
nace Anaclana.
Sus ojos son el viento,
reflejan la magia.
Mis manos crean aureolas luminosas,
para que juegues, para que vuele..

Del interior de un bosque,
nace Anaclana.
Sus ojos son el viento,
refleja la magia...
Y en tu suave viaje,
tu plumaje cae...
La brisa encandece,
embriaga mi trueno...
Embriaga mi trueno!

Anaclana!!
Anaclana!!
Quiero ver otra vez más allá de tus ojos, Anaclana!!
Que me lleves volando a lo alto de las montañas,
frente a la eternidad descubrir
que pequeño es todo, todo...