Share

Viuda e Hijas de Roque Enroll

Ludovica

Como siempre, otra vez,
llegó año nuevo y me lo compré,
tirada en la arena lo devoré
al libro chino que aumenta la fe.

Me lo dijo el tarot,
este es mi año, por fin se me dio,
voy a ligar a tope en el club,
tendré dinero, amor y salud.

Pero abril me deshojó y sigo sola,
Ludovica, ¿Qué pasó?
Ludovica, ¿Qué pasó?

En el año del caballo, mayo, sola,
¿Por qué nadie me avisó?
Ludovica, ¿Qué pasó?

Acosando al “ichi”
logré un dictamen de un tiempo mejor,
estimulé los chacras y el “chi”,
alimenté mi ser interior.

Esta vez lo sentí,
que la fortuna vendría hacia mí,
que los planetas se iban a alinear,
que un pleno en Mardel me iba a tocar.

Vendí mi alma al diablo,
y el pescado sin vender.
Me depilé en invierno
porque no pierdo la fe.

Y ahora estamos en agosto,
sola, al costo,
¿Por qué nadie me avisó?
Ludovica, ¿Qué pasó?

En el año del caballo, sola, en coma,
Ludovica, ¿Qué pasó?
Ludovica, ¿Qué pasó?

Y diciembre me agarró de nuevo en bolas,
¿Por qué nadie me avisó?
Ludovica, ¿Qué pasó?
Ludovica, ¿Qué pasó?
Ludovica, ¿Qué pasó?