Share

Los Enanitos Verdes

Rosita

He soñado de mirarte,
de poder oírte al fin,
sos lo que yo quise siempre para mí.

En silencio te amé,
toda una vida te busqué,
un milagro es poderte conocer.

Y ahora sí, nena, sos vos,
ahora sí, nena, sos vos.
La única mujer que es dueña
de mi piel y de mi corazón.
La única mujer que es dueña de mi amor.

La luna nos hizo un guiño
una noche, sin saber
que del cielo una estrella iba a caer.

He soñado de mirarte,
de poder oírte al fin,
sos lo que yo quise siempre para mí.

Y ahora sí, nena, sos vos,
ahora sí, nena, mi amor.
La única mujer que es dueña
de mi piel.

Porque las noches se me hacen
más largas cuando tú no estás aquí,
porque inventaste las forma de hacer
que olvidara lo que perdí.
En cada mañana agradezco a la vida
haberte traído a mí,
ojalá pueda yo compensarte
y hacértela más feliz.

Y ahora sí, nena, sos vos,
ahora sí, nena, mi amor.
La única mujer que es dueña
de mi piel, de mis besos también.
La única mujer que es dueña de mi piel.
La única mujer que es dueña de mi amor.