Share

Los Enanitos Verdes

Shunkti

Shunkti vio la luz en primavera
casi al anochecer.
Un dragón de fuego entró a la tierra
a reverdecer.
Le dicen hombre nuevo
a este niño duende
que es hijo de los cielos
y un cuerpo celeste
carne luz.
De la historia que escriben los grandes,
poco en realidad
cambiaría yo, por un destello
de la libertad.
No torceré el intento,
ni siquiera muerto,
de quitar los disfraces
hasta que descubra
quien soy yo.

Shunkti hirió al dragón, marcó su frente
con llamas de amor.
No lo han vuelto a ver entre la gente
cuentan que partió.
Le dicen hombre nuevo
a este niño duende
que es hijo de los cielos
y un cuerpo celeste
carne luz.
Amanece el sol sobre la tierra.
Alguien descubrió
un mensaje escrito en la pradera
yo soy como vos.
Le dicen hombre nuevo
a este niño duende
que es hijo de los cielos
y un cuerpo celeste
carne luz.