Share

Peligrosos Gorriones

Desde que te fuiste

Desde que te fuiste mi cama no tiene dueño
Desde que te fuiste mi casa no tiene forma
Desde que te fuiste mi cuerpo ya no da sombra
porque una vez el espacio se cerró y ahogó la luz
en páginas el tiempo se cerro y ahogó la luz

Desde que te fuiste mi casa no tiene pueblo
Desde que te fuiste mi casa es una pradera
Desde que te fuiste mi cuerpo ya no me espera
El circulo aprende a sentir mejor el calor.
Desde que te fuiste.