Share

Andrés Calamaro

La noche

La noche es atrevida y pretenciosa,
la noche tiene tanto para dar,
y pide firmemente y caprichosa
que no faltes un día a clase, ni por enfermedad.

La noche sopla siempre como el viento,
que siempre sopla en algún lugar su blow,
no es una señorita, es una señora,
y hay que saber tratarla a la noche como tal.

La noche es el día a la sombra,
te busca y te nombra como un tango fatal,
y hay que bailarlo como Virulazo,
el paso de la noche con deseo de bailar.

La noche y sus colecciones de co-co,
de corazones abandonados,
La noche y sus colecciones de co-co,
de corazones abandonados.
Tonta, todo en la vida se paga,
tonta, conmigo no.

No me voy, ya soy parte del decorado,
me alegro de haberme encontrado contigo otra vez.
Mi amigo preferido y peligroso,
poderoso enemigo que se llama igual a mí.

La mentira también tiene pies de barro,
mi carro está enchulado en Villa Cariño,
el niño que llevo adentro ya tiene sus años,
los daños lo paga el que viene detrás.

La noche y sus colecciones de co-co,
de corazones abandonados,
la noche y sus colecciones de co-co,
de corazones abandonados.
Tonta, todo en la vida se paga,
tonta, conmigo no.

Tonta, todo en la vida se paga,
tonta, conmigo no.

La noche y sus colecciones de co-co,
de corazones abandonados,
la noche y sus colecciones de co-co,
de corazones abandonados.
La noche y sus colecciones de co-co,
de corazones abandonados,
la noche y sus colecciones de co-co,
de corazones abandonados.
Tonta, todo en la vida se paga,
tonta, conmigo no.