El sitio del rock en Argentina 23 años online

Billordo

Diego Ignacio Billordo, ícono del indie platense, músico solista, cantautor de guitarra y voz, con canciones indie folk, lo fi, anti folk y alternativas, que editó todos sus discos de forma independiente. El artista recorrió muchos escenarios de todo el país con más de 30 giras. Desde Ushuasia a La Quiaca, con muchas escalas, glorias, fracasos y peleas.

Billordo grabó de 2002 a 2014 unos seis discos. Sería algo más o menos como un álbum cada dos años. En 2015 se despachó con varios trabajos discográficos que fueron colgados en su sitio en Bandcamp. Los dos volúmenes de "Nunca tuve un hit folk", "Es emocionante fracasar" y "Revoltoso anti folk" (grabado con un celular LG Optimus 7, prestado), entre otros, completaron una serie de cuatro materiales en un mismo año. "Aventura felicidad" estuvo número uno durante dos días seguidos en la lista de discos más escuchados de Buenos Aires y La Plata.

"Es emocionante fracasar" fue grabado en septiembre de ese año fructífero 2015, en una toma, en un teléfono celular, sin micrófono, usando el mic standard que trae el aparato. Ni consolas y sin Autotune. No tiene mezcla, ni edición, ni overdubs, ni master tradicional. "Nunca tuve un hit folk (pt1)", por ejemplo, fue un compilado de canciones viejas en otras versiones, al igual que su segunda parte.

Un año después salió el EP "Punk de fogón" (con la premisa de agradecerle a los que siempre están), con cuatro canciones grabadas y mezcladas en HG Estudio (González Catán, La Matanza, Buenos Aires). El encargado de masterizarlo fue Sr Warrior para Puro Mastering, asistido por Matías Maglio. Esta nueva apuesta del artista under fue publicada en el perfil de Bandcamp. En él Billordo se hizo cargo de la guitarra, la voz, la letra y la música de las canciones, junto a algunos invitados.

El platense encaró varias giras por todo el mundo, literalmente, que lo llevaron a recorrer Europa. Sin para nunca de tocar, en 2017 editó "Anti-Folk Troubator" y justo un año después lanzó otras cuatro canciones en un álbum que se llamó "Viva el low fi". El material fue mezclado por Dani Kogan en Estudios Cybernube, en el barrio de San Martin de la ciudad de Córdoba.