Share

Niños enfermos

Un cambio en la rutina

Mirando un alqiuimista
todos fueron ahi
pensaban y se sonreian
yo no lo comprendi
el solo leia y disfrutaba
con letras de color
yo solo seguia escuchando su alma
gritando de dolor
pero me escape sin correr por ahi
gente bloqueaba su paso,
pero el estaba ahi.
y me pregunto
como no sonreir
yo le dije solo escucba
no hay mucho que decir
sus ojos me preguntaron
si drogado estaba yo
yo solo dije estoy cansado
de tristezas aqui
sus ojos a rojo odio cambiaron
y el si me comprendió
odiaba tener que ser humano
y la gracia de sentir
solo dijo adios
y media vuelta dio
dejo huellas en su plano y desapareció
entonces me fui, a vagar por ahi
me di cuenta que no era el unico
con llantos de dolor
y luego volvi, al oscuro fin
de mi mas nueva rutina
solo quise dormir