Share

Niños enfermos

Sin refugio

Sin refugio, sin un trapo para dormir.
sin remeras para el frío poder resistir
sin monedas para comprar un chocolate
sin su madre para tener a quien abrazar
(el) no envidiaba a ese niño de su misma edad
que jugaba en un tobogán, prefería saber que
la vida es más dura en la realidad
Casi, casi hoy el niño hizo una amistad
casi, casi un extraño le quiso hablar,
el soñaba en grande, sueños de salvación y de paz
aunque no entendía sobre economía y de política
El quemaba su cerebro tratando de olvidar el maltrato de papa
ese alcohólico egoísta que amaba reír viendo a sus hijos llorar.
Casi, casi hoy el niño pudo escapar
casi, casi disfruto de un poco de pan
prefería dormirse porque una pesadilla iba a ser mejor
que quedarse despierto y ver lo hipócrita de este mundo de hoy