Share

Esenciales: "Magia veneno"

En noviembre de 2004, Catupecu Machu termina de imponerse como una banda de primer nivel al lanzar su quinto disco, "El número imperfecto", que fue producido por Gabriel Ruiz Díaz.

Buenos Aires, invierno de 2004

“Vivo fuertes madrugadas que al otro día siento”. La frase empieza a explicar cómo se gestó esta canción, quizás una de las más importantes en la carrera de Catupecu. Cuenta Fernando Ruiz Díaz: “Era un período donde me pasaron muchas cosas fuertes como el fallecimiento de mi viejo y una separación. Tenía una ‘escola do samba’ en la cabeza, estaba muy alcohólico y vivía unos tormentos tremendos”.

La banda atraviesa un momento excelente. Su tercer disco “Cuadros dentro de cuadros” tuvo mucho éxito y vienen de girar por toda Latinoamérica con una presentación ante 60.000 personas en Bogotá incluida. Sin embargo su cantante y líder no atraviesa un buen momento personal.

“Una mañana me levanté soñando el riff de la canción y cómo cambiaba el bajo, prendí el porta estudio y empecé a grabar. Ahí bajé toda la primera estrofa y el estribillo. Eso fue un vuelco, derecho, la había soñado entera”.

Completamente autorreferencial, esa primera estrofa habla de “Los inviernos de una noche, mañanas que fueron, y ahora déjame sangrar en tus infiernos”. Son los infiernos del propio Fernando que vive un “amor ambidiestro de la luz hacia lo oscuro…magia veneno. Veo en partes lo que tú ves, quieras o no estás adentro”.

“Lo que pasó con ‘Magia veneno’ es la demostración de que pasan otras cosas. Es recurrente el despertarme y tener sonidos en la cabeza. Los sueños son reveladores y me han hecho participar de composiciones o letras que no puedo creer. Estoy esperando siempre el nuevo sueño” revela el autor.

“Magia veneno” es el primer corte de “El número imperfecto”, cuarto disco de estudio y el más vendido de la banda. Fue producido por Gabriel Ruiz Díaz y significó la consagración de Catupecu Machu con una cantidad de presentaciones récord en Argentina y el resto de América.

Ficha técnica:
Autor: Fernando Ruiz Díaz
Intérprete: Catupecu Machu
Integrantes: Fernando Ruiz Díaz (voz y guitarra), Gabriel Ruiz Díaz (bajo y guitarra), Martín ‘Macabre’ González (teclados) y Javier Herrilein (batería)
Álbum: El número imperfecto (2004)
Duración: 3 min. 57 seg.

Letra
Los inviernos de una noche,
mañanas que fueron
y ahora dejame
sangrar en tus infiernos.
Las semillas de tu encanto
van creciendo,
vivo fuertes madrugadas
que al otro día siento.
Piel de oro, rojo enfermo,
el amor ambidiestro
de la luz hacia lo oscuro.
Magia veneno.

De lo oscuro hacia la luz, todo nuevo.
Respirarse, emborrachar,
morir y seguir viviendo.

Veo en partes lo que tu ves.
Quieras o no estás adentro
Veo en partes no sé si ves.
entre lo dicho y lo hecho.

Veo en partes lo que tu ves.
Quieras o no estás adentro
Veo en partes no sé si ves.
entre lo dicho y lo hecho.

Los amores,
el derroche,
los finales abiertos.
Lo que habita en otros lados
y aún no conocemos.
Lo que pides,
Lo que puedo,
Lo que queda en intentos.
todo a punto de alterarse,
siempre a todo momento.

Vuelto otro alter ego,
el costado siniestro
de la luz hacia lo oscuro.
Magia veneno.
De lo oscuro hacia la luz, todo nuevo
respirarse, emborrachar,
morir y seguir viviendo.

Veo en partes lo que tu ves.
Quieras o no estás adentro.
Veo en partes no sé si ves.
entre lo dicho y lo hecho.

Veo en partes lo que tu ves.
Quieras o no estás adentro.
Veo en partes no sé si ves.
entre lo dicho y lo hecho.