Share

Está online el rockumental "Somos todos redonditos"

Ya puede verse en Youtube el documental comunitario pensado, producido y dirigido por Fiorella Casale que retrata la misa ricotera del Indio Solari en Tandil, en 2016.

"Yo había armado la convocatoria antes del recital, para que la gente se grabara yendo a Tandil y tener toda la experiencia de ellos", recuerda. "Yo fui a Tandil para filmar y para estar ahí, para ver el recital. Cuando volví, lo trabajé durante todo un año y lo estrené en el Teatro Municipal de Olavarría, previo al show que el Indio dio en esa ciudad en 2017".

Fiorella tiene ahora 25 años (el docu lo realizó cuando tenía 21), trabaja en una productora "editando y haciendo videos". "Laburo con la cámara desde que salí del secundario", cuenta con naturalidad. Antes que éste sobre Solari ya había hecho otro sobre el heavy metal, que espera subir dentro de poco a su canal de Youtube. Y además está trabajando en su siguiente documental, sobre la movida del rap y el freestyle ("fui a filmar a las plazas la manera de expresarse que tienen los pibes y las pibas").

Para ubicarnos en contexto, estamos hablando de aquél show que comenzó con la confirmación en palabras del propio Indio que Mr Parkinson le estaba pisando los talones. El fin de semana en el que Tandil duplicó (¿o triplicó?) su población.

Para entender cómo fue el trabajo, ¿qué cantidad de material recibiste en la convocatoria?

Fiorella: Muchísima, muchísima gente. Recibí más de 200 videos, como un millón de fotos... en el documental son pocos los protagonistas, los que van, muestran y cuentan. Pero las cámaras con las que se muesta toda la fiesta, la previa, el recital, son como 200. Fue un re-trabajo encontrar y tratar que cada video tenga una consecuencia con el otro. Eso fue lo más difícil. Me tomé el trabajo que cada imagen sea de su tema, porque me propuse que fuera lo más fiel posible a lo que me mandaron.

¿Qué indicaciones les diste a los que querían participar?

A la gente le pedí que respondiera algunas preguntas: cómo te preparás, qué es el Indio para vos, qué significa para vos ir a Tandil... Entonces también intenté armar como una especie de cronología, dividida por pregunta.

Al volver de Tandil, y antes de ponerte a editar, tuviste que hacer una clasificación del material.

Fiorella: Me llevó muchísimo tiempo, porque incluso después del recital me seguían llegando videos, hasta varios meses después. Muchos que no se habían enterado de la convocatoria pero igual tenían material que habían grabado para ellos... así que esa etapa duró aún más de lo previsto. Fui armando carpetitas por nombre y adentro tenía la previa, los temas, las preguntas... y así fui más o menos organizando todo. Fue medio un quilombo, pero fue la manera que encontré para preservar todo.

¿Publicaste ahora la misma versión que estrenaste en Olvarría o le cambiaste algo?

Fiorella: No le cambié nada. Pensé en cambiarle un montón de cosas, porque ahora yo lo veo y me digo ¡cómo hice ésto!. Pero decidí dejarlo así, porque así fue como salió, así le encantó a la gente cuando lo vio en el cine. Hicieron fiesta y pogo... así que si les gustó, quedó.

¿Tenés algo planificado para volver a exhibirlo en algún lado?

Si se puede exhibir en algún lado más grande, mejor. Pero para mí, ya está. Aunque es distinto verlo con más personas, con alguien al lado: en la parte del recital te dan ganas de bailar, de saltar. Es distinto a estar en tu casa, es distinta la experiencia. Pero bueno, con que esté en Youtube y le llegue a la gente... Por eso lo subí ahora, que están todos en sus casas: para que puedan revivir el momento y ver algo diferente.

¿Qué tan ricotera sos?

Fiorella: Fui a verlo varias veces: dos shows en Mendoza, el de Tandil y el de Olavarría. Me gusta mucho, pero no sé si soy ricotera cien por ciento, porque vi tantos fanáticos increíbles y conocí un montón de gente híperfanática, que no sé si yo me puedo considerar tan ricotera como esa gente. Hay quien se lo tatúa, una mujer que se vino desde Italia para verlo... a mí me gusta mucho, soy ricotera, pero no estoy a la altura de ese nivel de fanatismo.

¿Aparecés vos en tu documental?

Fiorella: Sí, dos segundos. Pero no voy a decir cuándo, para que me encuentren los que me conocen.

"El Indio es un sentimiento". "El mundo es redondo y de ricota". "Es una pasión inexplicable". Muchas palabras que dejan de ser frases hechas cuando se las escucha expresadas con el sentimiento que le ponen los protagonistas de este documental.

¿Qué significa el Indio para vos?

Fiorella: Alta pregunta. (NdR: Fiorella baja el tono de la voz y por primera vez en la charla deja de contestar rápidamente). La gente me decía "es difícil responder eso". Y es así. El Indio para mí es mucha inspiración, pero también es un acompañamiento. Sus letras me acompañan cuando estoy triste; cuando estoy contenta y quiero festejar; cuando me junto con mis amigas... Me identifica en un montón de maneras. Y a partir de él generé un montón de recuerdos y de historias. Me emociona, y por eso hice este documental: porque sé que hay millones de personas que sienten lo mismo.